domingo, 8 de noviembre de 2009

LAS ALUMNAS Y DOCENTES DEL NIVEL SUPERIOR PARTICIPARON DE UNA CONVIVENCIA

Dice Mons. Justo O. Laguna: “La educación humaniza y personaliza al hombre cuando logra que éste desarrolle plenamente su pensamiento y su libertad y hace que fructifique en hábitos de comprensión y de comunión con la totalidad del orden real, hábitos con los cuales el hombre mismo humaniza su mundo, produce su cultura, transforma la sociedad y construye la historia.”
“Y si la educación se anima a asumir el desarrollo evangelizador, se orienta hacia la genuina liberación cristiana que abre al hombre a la plena participación en el ministerio de Cristo, es decir, a la comunión filial con el Padre y a la comunión fraterna con todos los hombres.”
En momentos de tanta transformación también en el orden educativo, es prioridad poner al hombre como sujeto y protagonista de todo el quehacer social y cultural.

El 24 de octubre las alumnas y docentes del Instituto “San Alberto y San Enrique” compartieron la primera convivencia coordinada por la Hermana María de los Ángeles Seijo, docente titular de la cátedra de Formación Cristiana junto al Pbro. Pablo Pinamonti.
Durante la mañana las alumnas trabajaron con los coordinadores. Las temáticas fueron las siguientes:
  • “Experiencia de encuentro con la naturaleza.”
  • “Experiencia de encuentro consigo mismo y con los otros.”

Al mediodía se reintegró todo el equipo docente, se acompañó el espacio de cierre de esta primera etapa, y luego compartimos unos riquísimos choripanes.
Después del mediodía, todos los docentes nos incorporamos al grupo y realizamos las dinámicas propuestas.
Para cerrar, socializamos experiencias de trabajos y el Padre Pablo celebró la santa misa.
Estamos muy contentos por el encuentro ya que fue un espacio de encuentro diferente entre docentes y alumnas; con nosotros mismos y por sobre el encuentro con Dios.

Pudimos experimentar la relación de grupo y fortalecer nuestra vocación docente.